Investigadores españoles demuestran por primera vez la posibilidad de corregir el defecto génico en células madre de pacientes con anemia de Fanconi