BLOG

(Dr. Juan Bueren)

 

Gran parte del conocimiento actual de la enfermedad conocida como anemia de Fanconi se lo debemos a este ilustre médico Suizo, quien en el año 1927 describió por primera vez a tres hermanos que poseían determinadas anomalías de desarrollo y una anemia perniciosa atípica, como la que se produce por una deficiencia de vitamina B12.

(Dra. Susana Navarro)

 

(Paula Río)

Gracias a las mejoras realizadas durante los últimos años en los tratamientos de la enfermedad, especialmente en el trasplante, la esperanza de vida de los pacientes ha aumentado enormemente. Esto ha llevado a que en muchos casos la anemia de Fanconi pueda ser una enfermedad crónica poco común y con diferentes grados de severidad que requiere un seguimiento continuado multidisciplinar y en muchos aspectos diferente al de los pacientes pediátricos. Un estudio publicado por diversos hospitales y la universidad de Manchester describe este cambio en la enfermedad con la evolución en el número de pacientes adultos en uno de sus centros: “Hace veinte años el número de pacientes adultos en nuestro hospital era menor de cinco y en la actualidad hay 19 pacientes con edades comprendidas entre los 16-49 años”, esto refleja que algo está cambiando en la enfermedad (Schneider y col., 2014).

(Aurora de la Cal)

 

En el año 2001 se celebró en Madrid el primer simposium nacional  sobre Anemia de Fanconi, en el que se encontraron por primera vez investigadores, clínicos y familiares de pacientes, para estimular la colaboración entre todos.

Páginas